Buscar

¿Por qué operarse en invierno?

Si estás pensando en una cirugía plástica, tenemos que decirte que el otoño y el invierno son las mejores épocas para someterse a ellas.


En esta época desaparece la incomodidad del calor sofocante del verano. Las prendas compresivas son más fáciles de ocultar. Los moratones, inflamaciones y enrojecimientos, más fáciles de camuflar con ropa, maquillaje, etc. y nos relacionamos menos socialmente, por lo que es más fácil tener 10 días de “vacaciones” para pasar un postoperatorio y reaparecer estupenda(o).



Por otra parte el sol está prohibido después de una operación estética, ya que puede pigmentar la piel y hacer que la cicatrización sea más lenta y complicada. Así que el invierno es el mejor momento para que la recuperación sea más rápida y satisfactoria, al haber menos horas de sol, el riesgo se reduce. Y además el frío mejora la inflamación, que suele aparecer tras algunas operaciones estéticas. Por lo tanto estas fechas son el mejor momento para el cambio que estabas esperando.